Home » museos » Visita al Museo Naval de Madrid

Visita al Museo Naval de Madrid




Sobre el cuadro El Infante don Pelayo acude al rescate del Santísima Trinidad en la Batalla del Cabo de San Vicente del 14 de febrero de 1797. Museo Naval de Madrid.

Su autor es Antonio de Brugada (5 de diciembre de 1804, Madrid – 1863, San Sebastián) . Estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Fue pintor de cámara de Isabel II y amigo de Francisco Goya.

El Infante don Pelayo acude al rescate del Santísima Trinidad en la Batalla del Cabo de San Vicente del 14 de febrero de 1797. Museo Naval de Madrid

En octubre de 1769 fue botado en los astilleros de La Habana el navío que por Real Orden recibiría el nombre de Santísima Trinidad con una eslora de casi 64 m. Fue el navío más grande de su época armado hasta con 140 cañones.

En julio de 1779, España declaró la guerra a Gran Bretaña junto a Francia en apoyo a las colonias norteamericanas en su Guerra de la Independencia. El Santísima Trinidad fue el buque insignia de la flota española. En la batalla del cabo de San Vicente, fue desarbolado, y pudo salvarse de ser capturado por las fuerzas británicas cuando ya se había rendido gracias a la intervención del navío Infante don Pelayo bajo el mando del capitán de navío Cayetano Valdés.

Se lo recuerda sobre todo por su trágico final en la batalla de Trafalgar (21 de octubre de 1805). Fue capturado por los ingleses en muy malas condiciones, con más de 200 muertos y 100 heridos.  Los ingleses quisieron llevarlo al puerto inglés de Gibraltar, siendo remolcado por las fragatas HMS Naiad y HMS Phoebe. Pero finalmente se hundiría el 24 de octubre a unas 25 ó 28 millas al sur de Cádiz. Símbolo del final del poderío español en los mares, la mayor arma de guerra de su época permanece ahora en el fondo del mar. Sus piezas de artillería fueron extraídas e instaladas en la entrada del Panteón de Marinos Ilustres situado en la Escuela de Suboficiales de la Armada, en San Fernando (Cádiz)

Benito Pérez Galdós en su colección de novelas históricas de los Episodios nacionales, embarca a Gabriel de Araceli en el Trinidad, en la primera novela de la primera serie titulada Trafalgar. Se narran las vivencias de Gabriel en los preparativos de la batalla, durante la misma y después del combate, dando su visión de la contienda y de cómo tuvieron que ser rescatados más tarde ante el inminente hundimiento del navío.

En 2006 un barco mercante fue acondicionado para imitar el aspecto externo del Santísima Trinidad, no tratándose por tanto de una verdadera réplica.  Está amarrado en el puerto de Alicante y se utiliza como restaurante flotante, discoteca y sala de exposiciones.

Fuente: Wikipedia. Santisima Trinidad (navío)